Alicia Cabrera Braschi *Arte Religioso Contemporàneo: Concepto de Arte y Cultural de las Obras- Virgen de STELLA MARIS – III MILENIO -Arte Sacro Neo- Contemporáneo y la Espiritualidad – Alicia Cabrera-Braschi -Acquamarine

*

Bienvenidos a este Blog de Arte Religioso Contemporáneo que recrea la obra de la Artista Plástica Alicia Cabrera-Braschi: Creadora de las Esculturas de Nuestra Sra. de Stella Maris

Obra de la artista Alicia Cabrera.Braschi.En Santa Clara del Mar.Buenos Aires.Argentina

VIRGEN DE STELLA MARIS – III MILENIO

ARTE SACRO NEO-CONTEMPORÁNEO Y LA ESPIRITUALIDAD

ALICIA CABRERA-BRASCHI-ACQUAMARINE

“Las imágenes de la Virgen de Stella Maris, que he creado, son el producto de un acto de amor, reflexión e inspiración. Las obras reflejan una presencia muy femenina y muestran a una imagen muy joven, de una adolescente espigada y mujercita. “Ellas” transmiten dulzura y pureza, mientras que su sensibilidad, da apertura y llama al diálogo, trascendiendo al espíritu, del “hoy” elevándolo”.

Los invito a conocer más sobre mi obra en las páginas de este blog.

¡Recibamos las Bendiciones de Nuestra Sra. Stella Maris !

                                                                                     Alicia Cabrera Braschi
 
—–

CONCEPTO DE ‘ARTE’ Y ‘CULTURAL’ DE LAS OBRAS

El concepto de las dos imágenes de la Virgen de Stella Maris circunda en que se perciba la presencia de los fuertes vientos oceánicos, los que elevan sus cabellos junto a su manto celeste de Reina, hacia atrás y se enfatizan entrelazándose mutuamente.

Las figuras son esbeltas, femeninas y delicadas.

En términos de Arte se transcribe como “síntesis de composición”, entre color, línea, forma y  representación, y se encuentran insertadas en armonía, con su propia naturaleza: “la marítima”. La composición surge y se completa, frente a los mares, con las estrellas de esos cielos especiales, conformando un conjunto compositivo con todo el referente marítimo. Son obras ambientales.

Las imágenes de la Virgen de Stella Maris de arte sacro neo-contemporáneo y su contexto cultural, llaman a pensar el nuevo mundo tal y como es, desde su mirada.

La característica del arte sacro-contemporáneo es que nos habla de la necesidad de sobrepasar el nivel de la fe como expresión dogmática y como acontecimiento exclusivamente, invitando a pensarla como acontecimiento en el mundo, acontecimiento histórico sensorial, concreto, libremente creativo en cada momento relativo del tiempo, donde el hombre, sea sujeto activo de la experiencia de fe concreta, como el tiempo que nos constituye.

El  espíritu humano nos pide a gritos por armonía y no quiere perderse en el vacío, en la nada. La obra sacra contemporánea trasciende y responde a esta pregunta, expresa lo sublime en el mundo y en el mundo del arte y moviliza.

Los artistas representamos la injusticia, la violencia, la contradicción humana a la que el hombre está sujeto, por las condiciones sociales en las que vive, la angustia de su existencia, el vacío que se hace fuerte en su ser. Y por sobre todo, queremos desnudar las razones de esta injusticia, queremos hacer visible las justificaciones que la mantiene y la hipocresía que la oculta.

“El arte contemporáneo es a menudo contextual, es decir, ocupa su lugar en medio de las luchas de los hombres y las mujeres por un mundo más justo y más humano”.

A nosotros los artistas plásticos lo que nos interesa lograr a través de la obra, es la creación de sensaciones, preguntas, experiencias, diálogo y este es el verdadero suceso de la creación.

“La belleza -dice Zygmunt Bauman- está en la magnitud del acontecimiento”.

*

Dos imágenes de la Virgen de Stella Maris, en Santa Clara del Mar, Argentina:

2009- “El monumento dedicado a la Virgen de Stella Maris”, en el “Paseo del Encuentro”, con los brazos hacia adelante y las manos unidas en señal de oración.

2012- “Imagen de la Virgen de Stella Maris de los Pescadores”, en la “Playa de los Pescadores”, con los bracitos extendidos, en señal de protección y bienvenida”.

*****

FUNDAMENTO MISTÉRICO DEL ARTE SACRO NEO-CONTEMPORÁNEO

El fundamento mistérico se encuentra en la creación artística que propone espiritualidad y espíritu de fe en lo humano, que este siglo ha herido de muerte.

Esta es la característica formal del arte sacro-neo-contemporáneo, que invita a replantearnos, porque trasciende a la figuración y a los materiales y genera paralelamente una percepción espiritual única, con su expresión propia.

El arte sacro neo-contemporáneo habla desde lo creativo y es sugerente en el encuentro de fe. Su representación expresa el misterio que lo habita, interpretado por la comprensión de fe de sus autores. Produciéndose un impulso a la vida interior, de quien lo experimenta y lo contempla.

Los artistas del arte sacro-contemporáneo devuelven el fundamento mistérico que presentan a la contemplación y al diálogo del que visita la obra con su mirada. Se trata de obras sacras-espirituales que no embellecen una fe, que en ese caso no se necesitarían, sino que sitúan esta fe ante el misterio, siempre irrepresentable, que la habita y a la que el verdadero artista obliga al que quiere vivir en la verdad.

El confiar en la presencia de Dios y el dejarse llevar por la fe y la espiritualidad, ha abierto las puertas para contemplar un poco, la esperanza que solo Dios puede dar.

* F. Cassasingena -Trévedy  “La sacramentalità dell´arte nella Liturgia”.

* Magnano “La contemporaneitè.

* Juan Plazaola “El arte”

* Jêrome Cottin “La mystique d l´art

* Zygmunt Bauman “El Arte”

+ Monseñor Egon Kapellari (Obispo austríaco-católico romano)-

   Afirma:

   “El que se muestra agresivo con imágenes, cuyo lenguaje no comprende, 

   muestra poca paciencia y poca capacidad de amor.

   La paciencia con las imágenes y contextos, difícilmente comprensibles,

   hace también que crezca y madure la paciencia con el hombre, y he ahí

   que esta no abunde entre los hombres, ni siquiera entre los cristianos”.

   Pensamiento citado por Juan Plazaola en “Arte sacro”.

 ——-

VIRGEN DE STELLA MARIS – III MILENIO

ARTE SACRO NEO-CONTEMPORÁNEO

Y LA ESPIRITUALIDAD

ALICIA CABRERA-BRASCHI-ACQUAMARINE

 

Las imágenes de la Virgen de Stella Maris, que he creado, son el producto de un acto de amor, reflexión e inspiración. Las obras reflejan una presencia muy femenina y muestran a una imagen muy joven, de una adolescente espigada y mujercita. “Ellas” transmiten dulzura y pureza, mientras que su sensibilidad, da apertura y llama al diálogo, trascendiendo al espíritu, del “hoy” elevándolo.

Las dos obras, las he dedicado a toda la comunidad, para todos y todas y para todos aquellos que tengan la sensibilidad y el amor por la Virgen de Stella Maris y por la Virgen María, y también amor por el arte.

“Ellas” tienen ese tono juvenil y maravilloso, y frescura que transmite el lenguaje de la espiritualidad, el que se  acerca a todos, a todas, a niños, jóvenes, adultos y mayores.

“Ellas” corporizan el “ahora” y atienden los vacíos que ha provocado lo históricamente lejano, así como los enormes vacíos  espirituales de las sociedades actuales.

Simplemente extienden sus brazos y se presentan como son, femeninas y con fortaleza interior.

Cada día es renovación y un nuevo comienzo, y esto es lo que manifiesto y de lo que las obras hablan. Lo que cada artista procura es que “la obra sea verdad en espíritu y que sea viva, verdadera, situándose a la altura de lo que las sociedades demandan”.

Las dos imágenes son el despertar, el amanecer, la juventud. Expresan presencia y dinamismo  y no se han estatizado en un pasado incapaz de comunicarse  -así como sucede con innumerables imágenes que no trasgreden el espíritu y son estáticas sin conseguir lograr, el llegar a los corazones. Justamente por ser estáticas y narrativas, se neutralizan en el irreversible proceso de auto- reducción – porque se quedan ilustrando un momento histórico, habiéndose paralizado en lo descriptivo e ilustrativo… de lo que sucedió… una vez… en el pasado…

Las dos obras se sitúan en los tiempos actuales, hablan de amor e instan a la renovación espiritual de cada día, no solo en palabras (en teoría), sino en actos verdaderos, vivos, como la flama viva de la creación misma que nutre nuestro espíritu.

Soy devota de la Virgen de Stella Maris.

La naturaleza propia de la Virgen de Stella Maris son los mares, las estrellas, la arena, los vientos, la estrella que guía.

Es la protectora de los pescadores y  marinos.

—-

This slideshow requires JavaScript.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s